Este sitio web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúa navegando estarás aceptándola.  

Política de cookies +

 

Sitio de interés

Poza de la Sal




Contenidos del artículo

La localidad se encuentra enriscada en la ladera de una sierra, fortificada y protegida por el castillo de los Rojas y con vistas sobre las llanuras de la comarca de La Bureba.


La antigua Salionca de los autrigones existió en la Edad del Bronce y del Hierro, con vestigios en el emplazamiento del Castellar y los aledaños de la fortaleza pozana.5​ 

La urbe cobró importancia con la conquista romana, al convertirse en uno de los principales centros productores de sal, indispensable para la conservación de los alimentos.

¿Cómo llegar?

Muy próxima a Medina de Pomar

Situado a 43 km al norte de Burgos capital, con 88 km² de término municipal y 211 habitantes en la localidad y 287 en el conjunto del municipio (2019). El Río Homino3​ surca sus tierras a unos dos kilómetros de distancia.

Breve historia

Antecedentes

Existen restos arqueológicos que aseguran presencia humana en el páramo desde el Neolítico, como las estructuras megalíticas de Altotero, Poza I y Túmulo del Hoyo.5​
La antigua Salionca de los autrigones existió en la Edad del Bronce y del Hierro, con vestigios en el emplazamiento del Castellar y los aledaños de la fortaleza pozana.5​ La urbe cobró importancia con la conquista romana, al convertirse en uno de los principales centros productores de sal, indispensable para la conservación de los alimentos.
A finales del siglo IX, el conde Diego Rodríguez Porcelos repobló Poza, construyendo el castillo para la defensa del nuevo territorio. Esta repoblación se enmarca en el mismo periodo que la construcción del castillo de Pancorbo y la fundación de Burgos en 884, fijándose nuevas fronteras.
A la caída del Antiguo Régimen queda constituida como ayuntamiento constitucional del mismo nombre en el partido de Briviesca, región de Castilla la Vieja, que contaba entonces con 2006 habitantes.
La localidad llegó a contar con una estación de ferrocarril perteneciente a la línea Santander-Mediterráneo, que estuvo operativa entre 1929 y 1985. En la actualidad la antigua línea férrea ha sido reconvertida en una vía verde.

¿Qué ver y visitar?

Casco antiguo

El casco antiguo de la villa de Poza de la Sal está rodeado por la muralla medieval que se conserva en su mayor parte, murallas de 5 metros de altura y dos de grueso. Al mismo se accede por tres puertas, la del Conjuradero, la del Ayuntamiento y la de las Eras.
Arquitectura popular en piedra, madera y yeso.
La trama urbana conserva la distribución y características medievales, con calles estrechas y empinadas flanqueadas por casas de piedra blasonadas y otras de entramado de madera. Asentadas en mampuesto con pisos realizados en entramados de madera y yeso. Sobre el núcleo urbano se levanta el palacio de los Marqueses de Poza, del que solo queda una torre y, ya en el monte, el castillo.
La iglesia de San Cosme y San Damián es el corazón del casco urbano. Debajo de ella se abre la Plaza Vieja, donde tradicionalmente se ha realizado el mercado. A su lado el ayuntamiento, frente al cual se ubica la Plaza Nueva abierta a la Comarca de la Bureba, lo que da a la villa el sobrenombre de «Balcón de La Bureba».

En la parte baja, camino a la zona de las eras de sal, está la casa de Administración de las Reales Salinas y, junto al río, el complejo llamado «Fuente Buena» o «Vieja», conformado por una serie de manantiales de agua dulce que mantienen lavaderos, abrevaderos y un centro de curtido de pieles, todo ello del siglo XVIII, aunque con vestigios romanos.
El casco urbano de Poza de la Sal fue declarado de Conjunto Histórico-Artístico el 12 de noviembre de 1982.

Las Salinas

El esplendor de la villa de Poza de la Sal se debe a sus salinas, ya explotadas desde antes de la época romana y cuyo valor estratégico justificaba la fortificación de la villa para su defensa en la Edad Media. Estas salinas junto con las de Añana en Álava, eran las principales del norte de la península ibérica.
La sal era, hasta hace pocas décadas, un material precioso, usado como conservante alimentario, pero, hasta la explotación minera de los yacimientos subterráneos, su producción estaba limitada a las salinas costeras y de manantiales de interior, por lo que su posesión era muy codiciada. A tal punto llegaba su importancia que se utilizaba como forma de pago ya desde época romana, siendo este el origen del término salario.
El desnivel del terreno) denominadas granjas y en las que el agua se reparte en parcelas rectangulares o eras. La evaporación del agua deja lista la sal para su recolección en unos depósitos protegidos de la lluvia o terrazos. Debido al escaso caudal de los manantiales también se utilizaba el bombeo de agua al interior de la tierra desde unas balsas o estanques, aumentando así la producción de sal.

Iglesia de San Cosme y San Damián

Este templo es de estilo gótico temprano con portada barroca, y data de finales del siglo XIV y comienzos del XV, sufriendo durante los siglos posteriores (siglos XVII y XVIII) numerosas reformas y añadidos. Pertenece a la Archidiócesis de Burgos y fue declarada B.I.C. en el año 1974 (fecha de declaración: 27/08/1974).

Castillo de las Rojas

A finales del siglo IX el conde Diego Rodríguez Porcelos repobló Poza construyendo el castillo para la defensa del nuevo territorio. Esta repoblación se enmarca en el mismo periodo que la construcción del castillo de Pancorbo y la fundación de Burgos en 884, fijándose nuevas fronteras. Como otros castillos de esta época, seguramente se trataría de una torre principal rodeada de algunos muros y barbacanas.
Vistas del castillo y el núcleo urbano.
En el siglo XIV, la familia Rodríguez de Rojas construyó el castillo actual sobre el anterior castillo del siglo IX. Con este nuevo castillo y sus murallas, la villa de Poza quedaba completamente protegida.
En 1528, sirvió de prisión para los embajadores de la Liga Clementina por orden del emperador Carlos V.
El castillo fue rehabilitado en 1808 por tropas francesas y soportó continuos ataques de guarniciones burgalesas, entre otros del guerrillero apodado Longa,​ hasta el fin de la guerra de la Independencia.

¿Que ver y visitar cerca?

Parque eólico en el páramo de Masa

En la actualidad, cabe destacar el gran campo de aerogeneradores que corona la parte más alta de la sierra lindando con el Páramo de Masa.


  • Todos
  • Fotografía
  • Video
Construcción típica

Construcción típica

Fachadas en una calle típica

Fachadas en una calle típica

Lateral de la plaza

Lateral de la plaza

Puerta de acceso al casco histórico

Puerta de acceso al casco histórico

Valle de Bureba visto desde la plaza

Valle de Bureba visto desde la plaza

Amanecer a los piés del castillo

Amanecer a los piés del castillo

Amanece tras el caastillo

Amanece tras el caastillo

Contraluz al amanecer

Contraluz al amanecer

Panorámica del valle deBureba

Panorámica del valle deBureba

Peñas sobre el valle de Bureba

Peñas sobre el valle de Bureba

Panorámica del Castillo de las Rojas

Panorámica del Castillo de las Rojas

Detalle del mecanismo manual para elevar el agua salada

Detalle del mecanismo manual para elevar el agua salada

Las salinas de Poza de la Sal

Las salinas de Poza de la Sal

Panorámica de las salinas

Panorámica de las salinas

Panorámica del pueblo desde las salinas

Panorámica del pueblo desde las salinas

¡Esta claro! La sal da sed...

¡Esta claro! La sal da sed...

Antiguo sistema de fuentes,  bebederos y lavaderos

Antiguo sistema de fuentes, bebederos y lavaderos

Monumento a Félix Rodríguez de la Fuente en su pueblo natal

Monumento a Félix Rodríguez de la Fuente en su pueblo natal

Parque eólico en el Páramo de Masa

Parque eólico en el Páramo de Masa

Todo tranquilidad en el páramo de Masa

Todo tranquilidad en el páramo de Masa

Valle de Burba

Valle de Burba




“No he fracasado. He encontrado diez mil formas que no funcionan”. – Thomas Edison

0 Comentarios



Haz un comentario

Su email no será publicado. * Campos requeridos