Este sitio web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continúa navegando estarás aceptándola.  

Política de cookies +

 

Rutas y Viajes

Comarca sur de Zaragoza




Contenidos del artículo

Hay 4 artículos en esta ruta



Estos son los 3 sitios que visitar para disfrutar esta magnífica ruta
';

01

Belchite Viejo, resultado de una guerra civil


Belchite Viejo, resultado de una guerra civil

Justo al lado del nuevo Belchite, se mantienen en pie las famosas ruinas del Pueblo Viejo, bombardeado y arrasado durante la cruenta Guerra Civil.

Muchas de las ruinas del Pueblo Viejo de Belchite conservan la grandeza del pueblo en el pasado, como las de la iglesia de San Martín de Tours, la torre del Reloj o los arcos de la Villa y de San Roque. 

Puedes verlo puedes asistir  a una visita guiada diurnas o nocturnas, las dos tienen su encanto particular.

La iglesia de San Martín de Tours es uno de los edificios principales del Pueblo Viejo. Su torre procede del siglo XV y sus tres cuerpos tienen decoración mudéjar, al igual que la torre del Reloj, otro de los monumentos mudéjares que se conservan en el pueblo antiguo.

Por cierto, este paisaje arruinado envuelto en leyendas ha sido elegido por numerosos cineastas como localización para sus películas. Es el caso de Guillermo del Toro, que rodó aquí El Laberinto del Fauno.

El pueblo nuevo fue construido a mediados del siglo XX, siguiendo los gustos de la época. De ahí sus calles anchas y rectas, y amplias plazas como la de España, sede del ayuntamiento y la iglesia. Encontrarás dos espacios museísticos que merece la pena visitar: el Museo Etnológico y el Centro de Interpretación de las Estepas del Valle del Ebro.

Fuera del casco urbano, puedes acercarte hasta el santuario barroco de la Virgen del Pueyo, del siglo XIII y actualmente conserva una torre mudéjar del siglo XVI.

Punto de inicio dela visita a Belchite

Perspectiva de la calle entrando por el arco de la Villa

Edificación en ruinas

Calle principal

Detalle arquitectónico

Iglesia de San Agustín

Calle en Belchite

Una manzana en ruinas

Iglesia de San Agustín

Interior de la iglesia de San Agustín

Fachada iglesia San Agustín

Manzana de casas

Ventana con marcas de artillería

Torre de la iglesia de San Agustín marcada por artillería

Panorámica desde las afueras de la Villa

Calle del pueblo

Calle con la cruz de los caídos al fondo

Panorámica desde la fuente y la cruz de los caídos

Cruz de los caídos con la torre de la iglesia de San Martin de Tours al fondo

Fachada principal y torre de la iglesia de San Martin de Tours

Vista lateral de San Martín de Tours

Detalle de arquitectura en San Martín de Tours

Arco lateral y nave central de la iglesia de San Martín de Tours

Detalle de pinturas en el interior

Nave principal de la iglesia

Vista del pueblo de Belchite desde la puerta de San Martín de Tours

Nave lateral

Grupo visitante saliendo de la iglesia

Detalle del pavimento frente a la puerta de acceso a la iglesia

Vista desde la puerta de acceso a la iglesia

Calle principal próxima a la iglesia de San Martín de Tours

Fachada de vivienda con portón y balcón

Invitación al descanso

Panorámica de la calle mayor



02

Anento, donde el agua siempre suena


Anento, donde el agua siempre suena

El pueblo de Anento, cuidado, limpio y arreglado; las casas, típicas de pueblo, homogéneas  estructuralmente, adornadas con los colores de las tierras del paisaje que las contempla, con sus callejuelas de un marcado estilo medieval. 


Está declarado uno de los pueblos más bonitos de España.

Anento está situado en un valle coronado  por piedra caliza  asentada sobre margas arcillosas, adornadas por diferentes colores según la época del año; sus rincones y caminos permanecen floridos durante casi todo el año. 

Está protegido por su castillo, la localidad se encuentra observada  por su torreón celtibero, al este del valle. 

A los pies del pueblo, esta su huerta, regada por las aguas continuas, cristalinas y puras de su manantial Aguallueve. 

Destaca su iglesia parroquial del siglo XII, en su interior con pinturas murales, su retablo mayor gótico del siglo XV, mas grande y mejor conservado de Aragón. 

Hay una bonita senda circular que atravesando la huerta de Anento, llega a Aguasllueve. Luego rodea la charca que recoge sus aguas. La senda de vuelta lo hace justo a los pies de la gran roca rojiza que luce a espaldas de Anneto y su castillo. Un bonito paseo para toda la familia.

Panorámica sobre Anento

Anento bajo su peña roja y el castillo

Huerta de Anneto

Senda hacia Aguasllueve

Estanque en Aguasllueve

Cavidades de Aguasllueve

Calle típica en Anento

Calle vista hacia la peña

Detalles arquitectónicos

Vista de Anento desde una cavidad

Jardines siempre coloridos

Aguija tallado en el castillo de Anento

Castillo de Anento



03

Monasterio de Piedra, el arte de la naturaleza del agua


Monasterio de Piedra, el arte de la naturaleza del agua

Es un antiguo monasterio cisterciense que se halla en el municipio zaragozano de Nuévalos en la Comarca de Calatayud. Dedicado a Santa María la Blanca, fundado en 1194 por trece monjes cistercienses venidos del Monasterio de Poblet


Se catalogó como Monumento Nacional el 16 de febrero de 1983. Incluido en el Arciprestazgo del Alto Jalón, Diócesis de Tarazona. 

Es uno de los enclaves turísticos más visitados de Aragón.

El jardín histórico

El Parque, Jardín Histórico, del Monasterio de Piedra, ofrece un espectacular recorrido a través de una exuberante naturaleza. Un paisaje sorprendente donde caminos y senderos cruzan cascadas, arroyos, lagos y grutas, a la sombra de árboles centenarios y una excepcional vegetación.
 

Su insólito emplazamiento geológico alimentado por el Río Piedra, configura un espacio único con una asombrosa variedad de flora y fauna. No por casualidad se creó aquí hace 150 años la primera piscifactoría de España, y está considerado un ecosistema de extraordinaria riqueza biológica.

El monasterio

Los muros del monasterio del siglo XIII, esconden ocho siglos de historia desde su Consagración, en 1218. En él se pueden contemplar las principales características de la arquitectura Cisterciense.

La Iglesia es el edificio central, con un claustro anexo en torno al cual se disponen las estancias monacales: Sala Capitular, Cillería o almacén, Cocina, Refectorio y Calefactorio.

Igualmente se visita el Museo del Vino D.O. Calatayud, perteneciente a la Ruta del Vino, la Exposición de Carruajes y la Exposición de la “Historia del Chocolate”.

Interior del monasterio

Detalle de la decoración de un arco

Arcos de la nave principal

Primeras cataratas del recorrido por el jardín

Cortina de agua

Cascada doble

Sonido hipnotizante

cascada abierta

Cascada en el río Pieda

Entorno natural con agua

También hay corrientes tranquilas

Remanso

La senda atraviesa un puente junto a una cascada

Zona de relax

Cavidad

Accediendo entorno a la cavidad

Penetrando en la cavidad del agua

Interior de la cueva

Cueva

Entorno a la piscifactoría

Piscina de la piscifactoría

Crías de peces

Piscina

Borde tupido vegetal de una piscina

Bancos entorno al camino




“No he fracasado. He encontrado diez mil formas que no funcionan”. – Thomas Edison

0 Comentarios



Haz un comentario

Su email no será publicado. * Campos requeridos